01 noviembre 2012

Terapia de renovación




















¡Saludos a todos/as!

Para introduciros os voy a contar un poco mi vida, y es que en mi armario hay (o había) de TODO. Y en esta ocasión la palabra "todo" no es positiva, ya que eso significa que tenía incluso ropa del año de la pera, desde mis tiernos 14 años (en noviembre hago 22, así que tiene delito la cosa). Obviamente, prácticamente la mitad de la ropa no me la ponía, bien porque ya no me entra, bien porque ahora me parece una horterada/fea/pasada de moda/etc., lo que antes me gustaba.

Total, que decidí limpiar mi armario y sacar gran parte de lo que ya no quiero. Y digo gran parte porque siempre pasa (o al menos a mí) que dejas algunas prendas que realmente no te pones. En mi caso esas prendas se dividen en dos tipos: las de "por si acaso" y las de "emergencia". Las primeras se caracterizan por el hecho de ser prendas que no te disgustan del todo y que por ello crees que algún día pueden serte útiles para alguna posible combinación, aunque en el fondo sabes perfectamente que no te las volverás a poner en tu vida. Y las segundas son aquéllas que tampoco te acaban de disgustar, pero que no son tu prioridad y las dejas en tu armario para cuando se te acabe "la ropa chula" (o sea, cuando esté toda para lavar) y no tengas más remedio que ponértelas. No es necesario decir que no volverás a ponerte ninguna de las prendas que están dentro de esas categorías, así que os recomiendo que no hagáis como yo y tengáis un par para deshaceros de absolutamente todo lo que no queráis (yo estoy en proceso).


Entonces, todo este rollo previo es para dar algunas claves a la hora de renovar tu armario. Seguramente con esta nueva temporada ya habrás hecho algunas compras, así que sería un buen momento para deshacerte de lo que no usas/quieres y dejar sitio para tus últimas adquisiciones y las que vendrán en invierno.

Primero de todo, mentalízate de que esto te va a llevar todo un día y que por lo tanto debes planificarlo dentro de tu "agenda" (lo digo porque seguramente serás una chica ocupada, con mil cosas que hacer y que, por tanto, debes buscar un día libre y evitar otros planes). El día que elijas será sólo para tu armario. 

Vale, ya has escogido día, ahora también es importante que te asegures de tener cajas o bolsas grandes para poder meter todo lo que no quieres y poder sacarlo fácilmente. Con esta ropa puedes hacer luego varias cosas: tirarla, o si está en buen estado se la puedes dar o bien a algún familiar o conocido que la quiera, o bien donarla a alguna organización benéfica.


También tienes que tener en cuenta que esto de quitarte ropa de encima es un fastidio, así que lo que puedes hacer para que te resulte más amena la tarea es acompañarte de música, o quizás puedas llegar a convencer a alguna de tus amigas con alma caritativa para ayudarte a decidir qué sí y qué no, a lo Sexo en Nueva York (la primera película). Después la invitas a cenar, ¡y acabáis el día con unas copas de vino!

Bien. Ha llegado el día. No te cortes y empieza a sacar toda la ropa que tengas. Te recomiendo que primero la examines y descartes directamente la que sabes que ya no quieres o que no te va bien. Esa ya la puedes ir poniendo en las cajas (si tienes pensado darla, asegúrate de que está en buen estado). Y después, la ropa que sabes que te gusta seguro y que sabes que te queda bien déjala a un lado, irá de vuelta a tu armario. Vale, ahora nos hemos quedado con la ropa dudosa. Pruébatela, examínala, si has logrado traer a tu amiga pídele opinión. Únicamente quédatela si aún te gusta y si te queda bien (forma, corte, escote, color, etc.). Y muy importante tener en cuenta que:


  • Quizás pienses que no está mal del todo, en su momento te gustaba, pero está un poco pasada de moda. Bueno, como las modas siempre vuelven es posible que vuelva a ponerse de moda y que más adelante la pueda usar. ¡Mentira! No caigas en la trampa, está pasada, punto. Sí, las modas vuelven, pero siempre reinventadas, con algo diferente, con un toque que no tenían antes. Piensa: ahora se vuelven a poner muy de moda las blusas, ¿pero son iguales que en los 80's? ¡No!

  • Quizás pienses que es bonita, o que tiene algo, pero sin embargo nunca te la pones. Siempre que la tanteas como opción no acaba de convencerte y acabas inclinándote por otra cosa. ¡Meeec! Eso es un indicativo de que algo falla. Quizás sea que el color no acaba de irte, o que te hace más voluminosa o que sencillamente no le ves una buena combinación posible. No pienses más, sé que te sabe mal, pero hay que ser prácticos. No te sirve de nada tenerla si nunca te la pones.

  • Ahora mismo te encanta esa prenda, pero hay un problema: no es de tu talla. Bien por grande o bien por pequeña, pero no lo es, por lo tanto no te la pones. Si ahora mismo estás en tu peso ideal y te va grande no hace falta ni pensarlo, fuera. Y si te va pequeña y no tienes pensado adelgazar (porque así estás estupenda o porque sencillamente no te da la gana), sácala. Si quieres adelgazar, pero te falta bastante para que te entre también fuera (para cuando hayas perdido el peso necesario para que te vuelva a entrar ya estará pasada y habrá mil prendas en las tiendas que preferirás en lugar de esa). Y si en verdad lo que pasa es que te has adelgazado o engordado UN POCO recientemente y piensas volver a tu peso anterior en breve, entonces puedes quedártela. ¡Pero únicamente en ese caso!


Genial, ya has acabado. Te has mantenido firme y apartado toda la ropa que lo único que hacía era ocupar sitio. Pero no creas que has acabado, la ropa no es lo único que hay que renovar. Haz exactamente lo mismo con los zapatos, bolsos, chaquetas, abrigos, pañuelos, cinturones, bisutería, etc. Si ya no te gusta, si ya no lo usas, si está pasado de moda, que no te dé lástima, tíralo o regálalo.

Ahora sí has acabado. Pero una última recomendación: una vez hayas clasificado todo y decidido lo que se queda en el armario, es momento de hacer recuento. Por un lado, apunta porqué no te has quedado con las prendas descartadas (este color no me favorece, el escote con esta forma no me queda bien, las prendas con volantes no me van, etc.) para tenerlo en cuenta cuando vayas a comprar. Y por otro lado, mira qué cosas necesitas o quieres conseguir que faltan en tu armario (un vestido negro, unos jeans oscuros, una blusa, etc.), y entonces es cuestión de ir a por ello cuando salgas de compras, en lugar de comprar al tun tun, porque entonces lo único que conseguirás será tener un millón de prendas pero que no tienes ni idea de cómo combinar y darte cuenta que tienes exceso de camisetas y escasez de pantalones, por ejemplo.

Espero que os pueda ser útil. ¡Ya me contaréis como ha ido vuestra terapia de renovación!



* Este post participa en la Fiesta de Blogs de Blanche´s Blog


42 comentarios:

  1. ¿Eres tú la de la foto? Estás muy guapa. Yo todos los años hago limpia un par de veces, no me gusta acumular nada que ya no use,... de hecho es una terapia muy Feng Shui y a mí me funciona, ¡fuera todo lo que pertenece al pasado y ya no pinta nada en mi vida! ;))))))) ¡Hasta pronto, Annie!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues bien que haces! ¡Además, así tienes menos que sacar en cada tanda!

      Y no, la de la foto no soy yo, la he sacado de internet. ¡Ya quisiera yo ser tan guapa! :)

      ¡Un abrazo Mariola!

      Eliminar
  2. Me ha gustado este post!!Gracias por pasarte por mi blog ;)
    Un beso desde

    caprichosDmoda.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y comentar :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Great blog!
    Would you like follow each other?
    Write on my blog if you want...
    Anthea
    www.antheafashion.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks! I'll visit your blog!

      And thanks for your comment! :)

      Eliminar
  4. Genial el post, yo este verano hice algo por el estilo y ni pena ni nada de nada, con un par como dices jajaj, ya te sigo en el blog.

    Besos

    Blanca

    http://theblancheblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí lo mejor es ser prácticas y dejarnos de tonterías: ¡no me lo pongo, pues fuera!

      Gracias por pasarte y comentar :)

      Eliminar
  5. Yo siempre pienso hacer esto, pero al final no lo hago.

    Besos

    http://rinconcreacion.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues ya sabes! Anímate, verás como sacar mayor partido de tu vestuario cuando tienes lo que realmente quieres.

      Gracias por pasarte y comentar :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Genial el post!! hace poco renove mi armario! aunque los basicos los suelo guardar!!

    Un beso!
    Feliz lunes!

    Boulevard ACH

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bien hecho! Y desde luego los básicos siempre hay que conservarlos.

      Gracias por pasarte y comentar :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  7. Un post muy entretenido, yo también soy de las de guardar esa ropa de "por si acaso" y se que nunca me la voy a poner.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que nos pasa a muchas... ¡Pero hay que ponerle fuerza de voluntad y sacarlas definitivamente!

      Gracias por pasarte y comentar :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  8. Amazing post! :)
    Would you like to follow each other?!

    http://www.facebook.com/estilohedonico
    http://estilohedonico.blogspot.pt/

    xoxo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks! I'll visit your blog!

      And thanks for your comment! :)

      xoxo

      Eliminar
  9. Pedazo de tutorial para renovar el armario! Lo bien que me hubiera venido cuando hice limpieza del mío hace n mes. Aunque con la adicción a la ropa que tengo, seguro que lo voy a usar mucho en adelante ;) Muchas gracias por leerme, por venir a verme y comentar y por seguirme. Aterrizo yo también por aquí. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario!

      Y desde luego es un placer seguir cuando realmente hay un buen contenido ;)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Thanks for your comment and for your beautiful words!

      xoxo

      Eliminar
  11. Me parece genial!! Renovarse o morir. El cambio en el vestidor, implica cambios en nosotros, estoy convencida. Mmmm!! Terapia adorable!! ;)
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Desde luego! Parece que no, pero todos los cambios nos influyen en mayor o menor medida.

      Gracias por pasarte y comentar :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  12. Guapiii!!!

    Habrá que mentalizarse seriamente pero yo , por más que lo intento, no pueedo...me cuesta horrores maja!!!Aún así lo intentaré , y eso sí, no hay que tirar nada eh?Hay que reciclarlo y si no sabes como hay miles de ideas en you tube!

    Gracias por visitar mi blog!

    Un besOoO

    Karen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro, si una cree que vale la pena reciclar adelante! Lo malo es cuando crees que lo reciclarás y luego vuelve a quedarse en el armario, jajajaja

      Gracias por pasarte y comentar :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  13. Hola guapa!
    Muy bueno el post! Además me encanta leer todo sobre organizar ropa, qué tirar, qué no, jeje pq me cuesta bastante decidirme cuando tengo que ponerme a ello!
    BEsitos
    http://laotracolumnadecarrie.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmmmm, ¡entonces necesitas un par de amigas! A ver si ellas pueden ayudarte en tu terapia de renovación, jaja.

      Gracias por pasarte y comentar :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  14. Me ha encantado tu post! Ya empiezo a seguirte. Un besazo guapa.

    Lara. treschicspain.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me alegro que te haya gustado:)

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Ya conenté este post pero vuelvo a hacerlo ¡porque está genial! Beso Annie y Muy Feliz Año ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! ¡Gracias Mariola! Y Feliz Año a ti también :)

      Eliminar
  16. Hola Annie! este post ya lo comenté en su día y me parece muy buena idea que lo hayas presentado para la Fiesta De Blogs. Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Y desde luego me ha encantado la idea :)

      ¡Besos!

      Eliminar
  17. aqui aterrizo desde la fiesta de blogs de Blanca...bueno, es que además me pillas con medio armario fuera haciendo la limpieza de verano de todos los años...me siento muy identificada con la ropa "por si acaso" y la de "emergencia", creo que tengo de esas desde hace años y ahí siguen...creo que ya es hora de meterlas en sus correspondientes bolsitas.
    Un besote
    nata

    natalialuzentupelo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Natalia :)

      ¡Pues mucho ánimo y a por ello! Hay que ser prácticas, y si algo ya no lo usas y sabes que muy probablemente no lo volverás a usar, ¡fuera!

      ¡Besos!

      Eliminar
  18. Gracias por el consejo... ahora ¿Habrá que hacerlo no? jajaja, eso es lo complicado

    ResponderEliminar
  19. Hola Annie. Me ha encantado el post y he de reconocer, que llevas toda la razón del mundo. Yo tambien hago limpia de un año para otro, por que sino, al final vamos acumulando y el por si acaso o por emergencia, nos juntamos con una cantidad de prendas increibles, que al final ni nos las ponemos. Es bueno tirar cosas viejas para que vayan entrando nuevas jijij.
    Te he conocido por el festival de Blogs de mi querida Blanca.
    Muchas gracias por enseñarnos tus cositas guapa. Unos Besos.
    http://jorgezapatero.blogs.elle.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, si todo está lleno de ropa vieja que no usamos ¿dónde ponemos nuestras nuevas adquisiciones? Yo no sé vuestros armarios, pero el mío es limitadito XD

      Un abrazo :)

      Eliminar
  20. ¡Qué buenas ideas nos ofreces! Yo tengo que meterme con el armario, pero me da miedo, no digo más!! ;) Un beso. Silvia.

    ResponderEliminar
  21. Para mí es una tortura tirar la ropa. Y eso que creo que mi armario va a explotar de un momento a otro. Y una piensa "lo tengo que hacer, lo tengo que hacer" pero es muy duro. Y siempre guardas esa prenda que es el " este año seguro que me lo pongo" pero que al final acaba siendo que no. Y es que da un poco de pena... , la verdad!

    Me ha encantado el post. Por una simple razón, me encanta cómo redactas.

    Un besazo Annie! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :)

      ¡Y venga, hay que ser valientes! No sirve de nada un armario lleno de cosas que en verdad ya no nos gustan.

      Un abrazo ;)

      Eliminar
  22. Ayyyyyy!!!! Que se me olvidaba!!!! Vengo de la fiesta de enlaces de Blanca! ♥

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte y comentar ;)

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...